La técnica de trasplante capilar con el método DHI es una de las técnicas mas novedosas que presenta ciertas ventajas, pero si es cierto que no se aconseja para alopecias severas, por lo que no todos los pacientes pueden declinarse por esta opción.

Es por ello que en Clínica Anatómica, recomendamos el método DHI para intervenciones de no mas de 2.500 folículos a implantar.

El injerto capilar con DHI requiere de un instrumento llamado implanter similar a un «bolígrafo» que permite injertar el folículo extraido sin necesidad de realizar un canal o incisión previa, ya que el propio implanter realiza la perforación e inserta el folículo en la misma secuencia.

Una de las principales ventajas del implante de pelo con implanter, es que el paciente no necesitar rasurar la zona receptora del implante, aunque sí habrá que hacerlo en la zona donante, por lo que al final siempre habrá una zona de la cabeza que no quedará lo bastante presentable en términos de estética.

Otra de las principales ventajas es que se reduce el tiempo entre la extracción del folículo piloso y su injerto en la zona receptora.

Por contra, este tipo de implante capilar solo es recomendable para pacientes que no necesiten una gran cantidad de folículos, o que bien no puedan raparse la cabeza por alguna circunstacia especial, ya que al no rasurar la zona de implante, el número de folículos a injertar es mas limitado y produce una menor visión de la zona y por tanto una menor limpieza visual para el cirujano.

 

 

Abrir chat