El implante de barba se realiza bajo anestesia local con el método FUE. Los folículos se extraen de la zona donante utilizando cuchillas especialmente diseñadas para el método MicroFue.

El dibujo de la barba se realiza cuidadosamente y se decide la forma que finalmente obtendrá la barba del paciente.

Los folículos son implantando con el angulo y la dirección adecuada para obtener una extraordinaria naturalidad en la barba.

La duración del traplante de barba es de entre 3 y 6 horas dependiendo del número de folículos pilosos a trasplantar.

La operación se considera mas delicada que la de trasplante de pelo en cabeza, que la cara cuenta con músculos la mandíbula especialmente sensibles.

Después de la operación, se recomienda hacer ingestas de bebidas o comidas líquidas, no hablar a menos que sea necesario, y gesticular lo menos posible.

Al día siguiente de la intervención, el paciente puede volver a su vida diaria laboral y social. La formación de costras se producirá en la zona de implante durante 10 días. Después de 10 días de lavado, no habrá restos de costras ni cicatrices. Durante 20 días, debe evitarse la sauna, tomar el sol, nadar y practicar deportes o levantar pesos pesados.

El proceso de post operatario es similar al trasplante de cabeza, habrá una primera fase de shock loss y una segunda fase de crecimiento, asentamiento en los 3 primeros meses y el resultado final a partir de los 10.

Abrir chat